Nacimiento: 
1 764
Fallecimiento: 
1 833

El General Mendizábal nació en Bergara en 1764. Soldado de pura extracción popular, subió por su valentía e intuición militar, los más altos cargos de la carrera militar, que comenzó como Sargento Mayor y Comandante del Batallón de Voluntarios de Gipuzkoa en 1793. Después del desastre sufrido en Irún, en 1794, por resolución de las Juntas Extraordinarias, fue trasladado a la alta Gipuzkoa, con el nombramiento de primer Comandante. Reconocidos los méritos adquiridos, fue destinado con igual graduación al Ejército Nacional. En 1809 ascendió a Mariscal de Campo. El mismo año causó la admiración de todos, por un hecho de armas llevado a cabo en la provincia de Salamanca. Rechazó por tres veces heroicamente a la numerosa caballería francesa, por lo cual fue premiado con el título de "Conde del Cuadro de Alba de Tormes".

En 1810 se le confirió el segundo entorchado de Teniente General. Con mucha fortuna y valor sin par, desempeñó cargos y mandos importantísimos durante la Guerra de la Independencia Española. Al frente de la División de las Provincias Vascongadas, dirigió la sangrienta y gloriosa acción del día 31 de agosto de 1813 en Irún. Está condecorado con la máxima distinción, la Gran Cruz Laureada de San Fernando y también la de San Hermenegildo.

En una obra de la época se dice de él: También recorrió los montes de Bizkaia, la guerrilla de Mendizábal, un patriota todo corazón, que nació en humilde esfera, supo ayudado de varios amigos, imponer respeto a los franceses, batiéndose en todas las ocasiones. Era un verdadero eúskaro, sobrio, robusto, ágil, tenaz, valiente y poco sensible a las necesidades del cuerpo, ni a las inclemencias del tiempo. Tenía también el título de Conde de Astorga.

Desempeñó el cargo de Ministro del Consejo Supremo y cuando murió era Presidente del Tribunal Especial de Guerra y Marina. El Ayuntamiento conserva un retrato de él, debido al pincel de Vicente Fernández.

_